idioma
es
ca en

Blog de Bruno

Sandra Bruna Agencia Literaria

El gordo/ La gorda

Autor: Bruno jueves 23 septiembre 2010

Hoy leo con indignación en La Vanguardia que en las pasarelas italianas ya no van a dejar desfilar a la firma Elena Miró, debido a que dicha firma se dedica a las tallas a partir de la 44 en adelante, ya denominadas tallas grandes, y por tanto no “caben” en el glamour de las pasarelas dónde sólo son bienvenidas las modelos esqueléticas y sin formas. Es increíble que en pleno siglo XXI todavía sea más importante la imagen que muchas otras cosas, y todavía es más increíble que se considere talla grande a una talla 44, que las que sabemos del tema, como yo porque soy una ex gorda y una vigilante del peso para no volver a recaer, muchas tallas 44 son necesarias cuando hay formas, y no eres plana como una tabla de planchar, ni por delante ni por detrás. Que los “gordos” no tengan lugar en esta sociedad competitiva y que si tienes algunos kilos de más, ya quedes descartado, fuera de circuito porque no puedes vestirte en las tiendas de moda “normales”, porque no puedes salir, y comer o beber sin sentirte culpable, o porque no puedes dejar de sentir pánico al cambio de temporada por si van a caberte los mismo pantalones que guardaste en el armario antes de los excesos del verano, os puedo asegurar que es angustiante.  Parecen cosas sin importancia y la mayoría de gente lo considera “pecata minuta” pero no lo son y las personas que lo sufren, que son muchas, lo pasan mal porque la comida forma parte de nuestra vida y no la podemos eliminar, está ahí tentándote cada día sin piedad. Nadie quiere estar gordo, si no lean la lista de los libros más vendidos y actualmente está número 1 la obra NO CONSIGO ADELGAZAR, gran título por cierto, y es consecuencia de que todos queremos estar bien por dentro, pero también  por fuera, aunque quede bonito decir que la apariencia no tiene importancia,  y por tanto que los grandes de la moda insistan en hacer diferencias desde la pasarela, lo considero patético, dado que hay muchas más personas cercanas a esa 44 descartada que a las “famosas” tallas 36. Por favor señores del glamour, las formas son parte de la vida y desde ese altar tan importante donde son el escaparate de la gente, de muchas jóvenes, deberían unir, no dividir, y reflejar la realidad, y no disfrazarla.

Un libro que todo el mundo debería leer es el de Sílvia Tarragona, M’HA TOCAT LA GROSSA, publicado por Columna en catalán y por Temas de Hoy en castellano, hace ya un tiempo, pero donde la periodista explica su experiencia con la gordura entre anécdotas divertidas y crueles, todas reales, que los kilos le han hecho pasar.

Contemos estrellas

Autor: Bruno jueves 16 septiembre 2010

Ayer fue un día duro, lleno de reuniones, de prisas y en definitiva un día de aquellos que lo que más me apetecía era cerrar el ordenador y marchar a casa para desconectar, pero tocaba reunión del colegio, esas reuniones de principio de curso que son largas y aburridas, si somos sinceros, pero que como padres creo que debemos asistir. Sin embargo ayer, debo confesar, que me sorprendió gratamente la reunión y sobre todo porque una de las pautas en la que la escuela quiere hacer un hincapié especial, y que no tiene nada que ver con las asignaturas y/o los niveles, es en intentar entre todos, padres y escuela, que los valores y la parte humana del niño vuelvan a ser uno de los pilares de la educación. Creo necesario que los profesores nos ayuden en esta labor, y asumo, como madre, que debemos hacerlo entre todos y no dejar para la escuela todo lo relativo a este tema. Debemos incentivar a los niños, quien todavía no están contaminados de muchas cosas de nuestra sociedad, a no competir, sino a trabajar en equipo, a no tener miedo a equivocarse, ya que quien aprende se equivoca, y así puede rectificar, y sobre todo a intentar ser antes que nada una buena persona, pero de verdad. Para eso, es necesario que la escuela crea en esta filosofía, y que en casa puedan ver el ejemplo en vivo y en directo. ¿Verdad? La educación de los hijos daría para muchos blogs y largos, y muchas recomendaciones de libros estupendos que hablan del tema con diferentes tendencias, unos se decantan por la disciplina y la mano dura, otros por el diálogo y el hacer felices a nuestros hijos sin imponer muchas “normas”, y siempre hay el término medio, por el cual me decanto, y el sentido común de cada uno, que si lo aplicásemos a una, quizás las cosas serían más fáciles. Además, creo que si cualquier enseñanza se hace desde la vocación, desde el amor, siempre hay entendimiento.

AMOR, que gran palabra, y por eso mi recomendación de hoy no puede ser otra que el libro UN CORAZÓN LLENO DE ESTRELLAS de Francesc Miralles y Àlex Rovira, publicado en castellano por Aguilar y en catalán por Ara Llibres. Dos autores que ya nos condujeron por EL LABERINTO DE LA FELICIDAD, y hoy nos invitan a vivir la aventura más bella del mundo, EL AMOR. Estoy segura que el libro no os va a dejar indiferentes, y os hará pensar en la importancia que tiene cómo se dicen las cosas y cómo las recibes. Un libro que conecta a la perfección con la reflexión de ayer, que todos hicimos en la reunión escolar, es importante aprender pero más importantes es ser persona, saber disfrutar del momento y poder QUERER sin normas ni reglas. Así que hoy os invito a contar ESTRELLAS EN LOS DISTINTOS CORAZONES.

La vuelta

Autor: Bruno jueves 9 septiembre 2010

Volver después de vacaciones, por mucho que queramos convencernos de que no, es duro. La verdad es que después de pensarlo del derecho y del revés, es obvio que el primer blog de la temporada tenía que ser de la rentrée. Se ha acabado la vida sin prisas, el poder leer por placer y la playa, tres cosas que me gustaría poder conservar durante todo el año. La primera es casi imposible de poder hacerla realidad, hoy por hoy, la segunda es combinable porque muchas de las cosas que leo por trabajo, son realmente un placer, y otras no, evidentemente, pero desde la agencia somos fans de nuestros autores y nos gusta lo que hacen, por tanto una buena combinación; y la tercera, pensándolo bien, la playa en verano es de una manera y en las otras épocas del año puede ser un refugio donde buscar esa tranquilidad que falta con el ritmo de trabajo, así que quizás no sea tan imposible poder conseguir mantener de alguna forma esas tres cosas durante el curso. Como veis, todo es moldeable, dependiendo desde que perspectiva lo mires, así que intentaremos verlo todo desde los distintos ángulos posibles para así siempre encontrar el lado positivo. Y una de las cosas buenas que tiene empezar, o de las que a mí más me gustan, es ver qué libros están ya en la parrilla de salida, como es el caso de NUNCA FUIMOS A KATMANDÚ de Lola Mariné, que publicará editorial Viceversa a finales de septiembre, y que me encantaría que tuviera éxito, porque es una novela de mujeres de hoy en día, y sus vidas. Su lectura me dejó un gran sabor de boca y aunque no me gusta etiquetar a los libros, siempre va bien poder enmarcarlos, y creo que Lola está en la línea de un buen libro de WOMEN’S FICTION, y que cualquier mujer podría quedar prendada de su lectura, y que los hombres pueden también fácilmente engancharse a ella. Así que esta es mi primera recomendación de la temporada, y como en la misma línea he leído libros que también me han encantando, no puedo dejar de mencionarlos, de nuevo, por si alguno de vosotros, que nos animáis a seguir escribiendo el blog, no lo ha comprado todavía: EL AÑO DE LOS MIL CAFÉS de Mireia Arrate y publicado por Edebé, que ha empezado a distribuir un sello para público adulto desde hace poquito, o UNA FAMÍLIA FORA DE SÈRIE de Sílvia Soler, publicado por Columna en catalán y por La Esfera de los Libros en castellano, que con mucho humor también retrata de manera magistral el mundo de la mujer y la familia, como ya hizo en sus exitosos libros 39+1 y 39+1+1.

La rentrée, el mundo laboral y el de la mujer, tenían que ser tocados en el primer blog, ahora que la vida vuelve a la normalidad, los niños van al colegio y la rutina, muy necesaria a pesar de todo, empieza a llamarnos a la puerta. Bienvenidos al mundo real, que también es encantador.

Las notas de fin de curso

Autor: Bruno jueves 22 julio 2010

Los niños ya hace un mes que han acabado el colegio y han tenido sus informes o notas, las cuales son siempre importantes en la etapa escolar. Sin embargo, siempre he creído que es importante formarse lo mejor posible, pero sin agobios, cada persona vale para una cosa y es normal que no sirva para todo.  Qué me lo digan a mí con las mates, y en cambio he podido ejercer un oficio que me encanta y hasta llevar una empresa, a pesar que nunca sabré hacer una álgebra o no podré desprenderme de la calculadora, fiel compañera. Con eso no quiero decir que si hay alguna de las asignaturas que no te va del todo bien, no debas esforzarte, pero tampoco hay que hacer un drama si hay alguna asignatura que se  atraviesa un poco o incluso te hace pasar un verano estudiando.  Hemos de ser tolerantes y sobretodo conscientes que la sociedad es muy competitiva pero no por eso debemos dejar los valores de lado, y sólo ir a ser los mejores a toda costa. Mis padres siempre han sido muy  dialogantes y nos han ayudado siempre a  afrontar los retos,  nunca nos han dejado pasar olímpicamente de las cosas ni nos lo han solucionado todo, pero sí que han estado a nuestro lado, y lo siguen estando, para darnos la ayuda y el empuje que necesitamos, y siempre, por encima de todo, nos han dicho que lo que hay que aprender, aparte de lo que te enseñan en la escuela, es a ser personas, buenas personas. La verdad es que en casa hemos tenido el mejor de los ejemplos y espero que sepamos seguir la saga. Por eso, ahora que nos toca a nosotros, los adultos, valorar el curso, creo que debo agradecer a mi equipo todo el esfuerzo que ha hecho este invierno duro, darles las gracias por su entusiasmo, por las ganas de sacar adelante las cosas y por no dejarme sola al plantear nuevos retos, que quizás no han acabado de salir bien a la primera, pero con tesón los sacaremos adelante seguro. Creo que hemos pasado el curso con nota y ahora toca descansar para cargar las pilas para venir en Septiembre con las pilas muy cargadas y con ganas de superarnos. Así que aprovecho para despedirme hasta la vuelta al cole, deseando a todos un magnífico verano y recibiréis una tarjeta de felices vacaciones con mis mejores recomendaciones de lectura para este paréntesis tan deseado.

Las últimas semanas antes del descanso

Autor: Bruno jueves 15 julio 2010

Falta ya muy poco para las vacaciones y ya se nota el cansancio del año. El calor agobia y no acompaña para trabajar cómodamente, la mayoría de nosotros necesitamos un descanso, muy merecido, y afrontar estas dos semanitas que quedan es duro, pero debemos hacer un último esfuerzo, no dejar que el agotamiento nos gane y nos irrite. Tenemos que esperar con ilusión ese momento que cada uno podrá disfrutar a su manera y valorar el poder tener tiempo para hacer esas cosas que te gustan y que durante el año es complicado poder encontrar huecos para ellas. Para mí, es importante poder pasar más tiempo con los míos, no estar pendiente del reloj ni del teléfono, APARCARLOS DIRECTAMENTE, y poder disfrutar del mar, de los atardeceres de verano, de los amigos, del reposo y del poder ir a un ritmo más calmado. Es esencial estar bien con uno mismo para afrontar cualquier situación, y también debemos estar preparados para el cambio de ritmo. Las estadísticas dicen que después de las vacaciones, es cuando más divorcios hay, y es que convivir a otro ritmo con los tuyos, con tu pareja, eso que parece tan sencillo, se ve que es más complejo de lo que pensamos, y una de las razones básicas es porque no sabemos estar bien con el presente, con el ahora. Siempre anhelamos, soñamos con lo que va a venir, y cuando lo tenemos no sabemos disfrutarlo, por tanto siempre estamos ilusionados por algo que vendrá y nunca apreciamos lo que tenemos en cada momento creándonos expectativas de situaciones que quizás cuando llegan no son tan espectaculares como habíamos imaginado, y por tanto nos crea un sentimiento de semi frustración absurdo y parece que nunca estemos totalmente satisfechos. Entonces, nos preguntamos ¿qué es la felicidad? Desde mi punto de vista son momentos, instantes con un sabor especial, que si eres capaz de saborearlos cuando están pasando, y por tanto los disfrutas, eso es igual a ser feliz. Así que os animo desde aquí a compartir qué instantes habéis vivido de felicidad, y si os cuesta encontrarlos, no dejéis de leer L’OFICI DE VIURE BÉ, de Gaspar Hernàndez donde encontraréis los trucos para trabajar ese camino hacia poder sentirse mejor; CAPRICHOS DE BARCELONA de Magda Carlas, donde encontrarás todo tipo de pequeños placeres para disfrutar este verano, sobretodo si te quedas en la ciudad condal, y LA COCINA DE LA FELICIDAD de Adriana Ortemberg, mezcla de cocina y placer para sentirse bien. Seguro que cada uno ve la felicidad de un modo, de una forma, de un color, pero lo bueno sería que todos pudiéramos acumular muchos momentos felices y compartirlos con los demás. Empecemos desde ya disfrutando de uno de los pocos jueves de trabajo que nos quedan, siendo amable con el camarero que cada día te sirve el café, invitando al compañero de trabajo a qué disfrute del día, o simplemente sonriendo, que la sonrisa se contagia y es mágica. ¡Feliz nuevo día!

Newsletter Sandra Bruna

Si quieres estar informado de nuestras novedades ¡Suscríbete al newsletter de Bruno Cazalibros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies