idioma
es

LA NOSTALGIA DE UNA CIUDAD Y DE LAS PERSONAS

Autor: Bruno jueves 23 junio 2011

Si una ciudad es nostálgica por ella misma, según mi opinión, esa es Lisboa. Una ciudad con tranvías y en la que se respira un aire especial, diferente. Hay pocas ciudades que no transmitan nada y en el caso de Lisboa sé de mucha gente que sabe respirar esa nostalgia y disfrutarla. Esto mismo pasa con las personas y, cada vez más, podemos intuir a quién tienes delante y los sentimientos que desprende. Desafortunadamente vivimos rodeados de mucha gente que no es que no te diga nada, sino que desprenden energía negativa, y además son capaces de transmitirla, por eso cada vez intento rodearme de más gente que tienda a ser positiva, que viva la vida desde una perspectiva optimista, y escudarme de actitudes agrias que no llevan a nada,  porque es muy fácil quejarse sin movilizarse. Yo soy de las que pienso que si no haces nada para conseguir tus objetivos, no puedes después mostrar queja alguna. Sin embargo, también es importante que los objetivos que cada uno quiera obtener sean realistas, ya que si no lo son siempre nos sentiremos frustrados por no haber llegado hasta dónde nuestra cabeza ha ideado. Es mucho mejor ponerse metas alcanzables y al alcanzarlas, ponerse otras, porque así todo parece más sencillo, y podemos sentirnos más positivos. Lisboa es una ciudad nostálgica, pero no triste y su gente, siempre amable, la hace positiva aunque aparentemente pueda dar la sensación contraria.

¿Podemos conseguir lo mismo con las personas?

Hoy quiero recomendar la novela de Lluís Busquets, LA ALBADA A LISBOA publicada por Ara Llibres en su colección Alisis. Una historia de intriga en Lisboa con el telón de fondo de la revolución de los claveles que de aquí muy poco cumplirá su 30 aniversario. Novela muy recomendable para el verano, que se lee de un tirón y que a los amantes de Lisboa les encantará, igual que a los que disfruten con la novela de misterio con toque histórico. ¡A por ella!

4 Responses to “LA NOSTALGIA DE UNA CIUDAD Y DE LAS PERSONAS”

  1. Rebeca dice:

    No conozco Lisboa.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo, en que uno no se debe quejar si no ha hecho nada para remediarlo, vamos si se puede quejar, pero no debería.
    Respecto a la negatividad de algunas personas…no sé que decir, porque yo soy bastante pesimista (en cuanto a mí se refiere), -lo que atañe a otras personas siempre lo veo desde un lado muy positivo-, y muy nostálgica, pero creo que eso me hace especial, y la nostalgia se me esfuma al ver resplandecer sonrisas a mi alrededor…mi pesimismo tarda un poco más en alejarse, pero acaba por marcharse cuando veo con claridad lo que tengo y lo que soy.
    Demasiado acostumbrada quizá a que las cosas vayan mal, que cuando van bien, me cuesta acostumbrarme…;-)pero al final te acostumbras…

    Lo importante es tener metas a la vista, sean dificiles de conseguir o no. El problema creo que le tienen aquellas personas que no logran aspirar a nada, o que no se contentan con nada…

    Gracias por la recomendación, tengo tantos libros en la lista…

    Un abrazo gigante,

    Rebeca.

  2. joan dice:

    Me consta que es mucha la gente que lee a Bruno, pero ultimamente pocos comentan sus razones. ¿Nadie discrepa con el «Caza Libros»?.
    La pregunta que esta semana deja en el aire es interesante, y puede dar pie al optimísmo o al contrario. Yo aprovechando que el cine a decidido acercarse a Confucio, sabio entre los sabios. Dejo uno de sus asertos como respuesta » La belleza está en todo, pero no todo el mundo puede verla».
    Otro día comentaremos sobre trazarnos objetivos, ¿alcanzables o máximos?

  3. Coincido completamente. Cada uno es reponsable de su vida: por acción u omisión. Las quejas sólo pueden ser dirigidas a los propios actos.

    En cuanto a las metas posibles o inalcanzables, qué difícil resulta a veces diferenciarlas. 🙂

    Un saludo!

  4. Franci dice:

    Otra buena recomendación, de una ciudad y una autora. Ah, Lisboa, la nostalgia, la literatura, la buena lectura, mejor si compartida. Y qué bien rechazar la negatividad, siempre que se pueda, eso sería la deseable. Pero intentémoslo, al menos.

    felicidades por el cumpleaños. Y buena energía y expresividad en la fiesta de celebración! Editores, autores, agentes, periodistas… lo mejor de un mundo dífcil, gracias por la buena lectura y los buenos lazos creados, por la asertividad. Abrazos fuertes. Una lectora argradecida.

Deja una respuesta



Newsletter Sandra Bruna

Si quieres estar informado de nuestras novedades ¡Suscríbete al newsletter de Bruno Cazalibros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies