idioma
es

EL PODER DE LA PALABRA ESCRITA

Autor: Sandra Bruna miércoles 6 julio 2022

Redactar cada semana este blog no es nada fácil, aunque pueda parecerlo, dado que para mí todos mis autores son igual de importantes y cada obra que publicamos tiene una bonita historia detrás. Es un <<empezamos de cero>> cada vez. Construimos algo sin saber cómo va a salir al final, como quien hace figuritas de barro, que empieza con nada, con un mero trozo de masa, y va moldeando a su gusto para tener un resultado con forma al final del proceso. Nuestro camino es parecido, porque con cada autor abrimos una caja, distinta, llena de ideas y palabras, que pretende acabar en un libro. Cada caja es un mundo diferente y maravilloso, y solo puedo decir que es un lujo ser parte de esto y que por eso me gusta lo que hago. 

José Antonio vive en Rota, así que puedo verle poco, pero creo que él hace magia escribiendo. Cuando recibimos su primera novela, La vida en un minuto nos quedamos enseguida prendados de ella, pero cuando me habló de la temática de La madrina de guerra, que acaba de publicar con Ediciones B, me dejó muerta. A través del libro, José Antonio me descubrió una figura que personalmente desconocía, cosa que lamento. Estas figuras son las madrinas de guerra, que tuvieron un importante papel en la Guerra Civil.

Madrid, 1936. Aurora acaba de cumplir la mayoría de edad y ejerce como enfermera en una ciudad convulsa que resiste al fuego y a las bombas de la guerra. En este clima de violencia, decide contribuir a la esperanza en el frente republicano y comienza a escribirse con un joven soldado, Teófilo, convirtiéndose así —como otras muchas mujeres de la época— en madrina de guerra. En cada carta, los jóvenes encontrarán un refugio donde expresar los miedos y secretos que no pueden decir en voz alta, al tiempo que descubren un amor que nunca imaginaron. Sin embargo, en una guerra repleta de intrigas y espionaje, en la que todo el mundo es sospechoso, la palabra escrita puede ser el arma más peligrosa…

Cuando años después, aislado en el silencio de la posguerra, Teófilo averigua que Aurora sigue con vida y no duda en intentar recuperar a la persona que, entre el fuego y la pólvora, hizo florecer en él el amor, la calma y la paz. Este relato supone un homenaje a todas aquellas mujeres que tomaron la palabra como fusil y consiguieron hacer crecer en la línea de fuego la fortaleza y la esperanza de los soldados. ¿Puede una carta de amor cambiar tu vida?

El poder de las palabras es infinito. Sé que va a sonar romántico, o incluso cursi, pero qué bonito era transmitir y recibir noticias por escrito. A mí siempre me ha encantado poder expresar los sentimientos escribiendo a mano. Yo me enviaba muchas cartas con amigas, e incluso con novios de la adolescencia, que todavía conservo. Ese esfuerzo de poner sobre el papel los sentimientos eran momentos que uno disfrutaba con uno mismo. Es algo muy real, y a la vez muy bonito. Y es una de las razones por las cuales dar voz a las madrinas de guerra era tan necesario.

José Antonio lo hace con tanta destreza que esta novela no puede perdérsela nadie. Cada línea te atrapa y no te deja ir. Nuevamente, felicito a este autor, que con su segunda novela se supera, a pesar de que la primera ya era de alto nivel. Quien no lo haya leído aún, puede empezar por cualquiera de las dos, porque no les va a dejar indiferentes y van a pasar momentos maravillosos, que es de lo que se trata cuando uno lee en vacaciones.

Deja un comentario



Newsletter Sandra Bruna

Si quieres estar informado de nuestras novedades ¡Suscríbete al newsletter de Bruno Cazalibros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies