idioma
es
ca en

UNA NOVELA CON ALMA

Autor: Bruno jueves 15 octubre 2020

Esta semana, estaríamos en Frankfurt, pero a causa del Covid19 no hemos podido viajar y la feria debe ser virtual. No es lo mismo, aunque tenga cosas positivas, porque todo en la vida tiene un lado positivo. Sin embargo esta pandemia me está enseñando a valorar mucho las cosas que quiero y que tengo, porque cuando no las tienes las echas de menos, y a eso no quiero acostumbrarme. Así que nos toca dar valor a aquello que a veces, por pura rutina, no se lo damos, y cada vez más, los recuerdos, son para mí, un afluente brutal de emociones. Me acuerdo de momentos, lugares, y personas, y el corazón me palpita a cien por hora. Se me remueven muchas cosas y parece que sienta de una forma más fuerte, aunque siempre he pensado que ya soy una persona que siente demasiado, como también le pasa a la protagonista de la nueva novela de Ana Alcolea, EL BRINDIS DE MARGARITA, que publica Harper Collins. 
 
Margarita vuelve a su ciudad natal para vaciar la casa de sus padres, un piso de los años 60 en un barrio obrero. Mientras, los medios de comunicación retransmiten la exhumación del cadáver de Franco, que marcó la vida de tantas generaciones de españoles. De las cuatro personas que vivieron en la casa, solo queda Margarita. Su abuela, su madre y su padre han ido muriendo por ese orden. Es hija única y debe realizar la tarea ella sola. Ni su marido ni su hijo la acompañan en ese viaje tan extremo que es el de recorrer los vacíos personales. 
 
Los olores que aún permanecen en la ropa, el sabor de la quina Santa Catalina, los viejos pasaportes, los libros… la van transportando a diferentes momentos de su pasado vividos en el piso. Los reproches a sí misma y a los fantasmas de los muertos que viven en su memoria se mezclan con la historia en la que se enmarcan su vida y la de su familia: una abuela que vivió todas las guerras del siglo, una madre y un padre que se criaron en una posguerra castradora de sueños; y ella, la protagonista y narradora en primera persona, que tenía trece años cuando murió el dictador. Sus recuerdos llenan la casa vacía, y a través de ellos entiende mejor las actitudes de su familia y de ella misma hacia todo lo que estaba pasando en aquellos años de la Transición. Una novela llena de nostalgia, pero a la vez dura, llena de amor, pero también de desamor, una novela donde los sentimientos te ponen la piel de gallina y el marco de la novela es una de las grandes épocas de nuestra historia: La transición. Pero lo más importante es conocer a Margarita y su familia, ver cómo viven, cómo sienten y como escriben sus vidas, las cuales no han sido nada fáciles, pero nunca se puede dejar de vivir, ¿verdad?
 
Quien ya ha leído a Ana, sabe que tiene oficio, que es amena, y que su exigencia es máxima. Ha escrito para niños, para jóvenes y ahora se estrena con los adultos, y aunque la prueba de fuego la tiene superada, porque los fans más pequeños son siempre los que más exigen, entrar en el mundo adulto siempre es un reto y creo que Ana lo hace por la puerta grande, porque ha sabido cautivarnos con estos personajes que sienten, que emocionan, logrando que la historia en si sea más importante que el marco histórico, que aunque ese marco está expuesto de una manera muy bien narrada y documentada, lo que fluye de verdad son esos olores, esos recuerdos que llevan al lector a la época y a una historia que podría haber sido la de muchos. Gracias Ana por no haber hecho una novela más, por haber escrito con alma. No todas las novelas tienen alma, y eso es la parte complicada de la escritura, y aquí, Ana, lo consigue con creces.

Deja un comentario



Newsletter Sandra Bruna

Si quieres estar informado de nuestras novedades ¡Suscríbete al newsletter de Bruno Cazalibros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies