idioma
es

La noche más corta

Autor: Bruno miércoles 23 junio 2010

Estamos a las puertas de la verbena de San Juan, el solsticio de verano, la noche más corta. Un día  mágico, donde petardos, luz, cava y la famosa coca son los protagonistas de la noche. La gente está contenta y es la fiesta por excelencia que nos indica que llega el calor, el buen tiempo y parece que todos tengamos más licencias para “liberarnos” de la rutina del curso. Este tipo de fiestas, como la de Fin de Año, parece que sea “obligatorio” celebrarlas, estar de juerga, ser feliz, y yo no soy muy partidaria de la fiesta porque toca, pero confieso que San Juan me gusta porque lo asocio al comienzo de una etapa más relajada, donde la gente, en general, está más abierta y parece que disfrute más de cada momento, y esto afecta en el ambiente general de la ciudad, que parece que sonría más… Lógicamente, existe la otra cara de la moneda y esta noche no es tan especial para la gente que tiene que trabajar, que son muchos y de diferentes sectores; también es una noche donde la gente debe ser cuidadosa, y no lo es, y por tanto el lado amargo de la fiesta convive con el bueno, como en casi todos los aspectos de la vida, pero deberíamos quedarnos con lo positivo e intentar hacer de la celebración un encuentro con los amigos, con la familia y un motivo más para coleccionar esos momentos inolvidables que se acercan a la felicidad.

Me cuesta recomendar una novela “fiestera”, aunque para el público joven y que disfruta con la música y las salidas nocturnas creo que no puede dejar de leer ABSOLUT TARONJA, de Damià del Clot, que me enlaza con novelas más vanguardistas, transgresoras y quizás duras, pero que reflejan realidades en mayúsculas y con un nivel literario envidiable: como son HAS MARXAT SENSE AVISAR de Lluís Olivan y KETCHUP de Xavier Gual. No son novelas verbeneras, pero sí “modernas” y un ejemplo perfecto de que lo literario puede estar ligado a la actualidad sin problemas. ¡Feliz verbena, y que cada uno la disfrute a su manera, pero con una sonrisa!

4 Responses to “La noche más corta”

  1. Coia dice:

    Feliz solsticio de verano, Bruno!!!

    Uno mi alegria a la tuya y a la de todos los amigos de este bloc. A mi me ocurre lo mismo, San Juan es la puerta que se abre al verano, a las tan deseadas vacaciones, al solecito y la playa. Es tiempo de reencuentro con amigos, de viajes…

    Cada año, junto a la hoguera, quemo un deseo escrito en un pedacito de papel. Hace mucho tiempo que pongo lo mismo: gracias! Este año lo escribiré con mayúscula y mis ojos brillaran con un nuevo sueño. Tienes tanto que ver mi genial ratón!!!

    Un abrazo enorme, feliz noche de magia y cariño!

  2. Cosnava dice:

    Feliz San Juan desde Asturias! Aquí no es lo mismo que cuando de niño vivía en Hospitalet. Un abrazo!

  3. Hola, Bruno,
    pues leo tu post de regreso de mi escapada de San Juan… Por fin después de muchos años logro pasar la noche más corta del año como quería: lejos de las verbenas, de los petardos, de los cohetes, en un lugar perdido y silencioso a donde no llegan ni la cobertura del móvil ni Internet… y paseando bajo una luna radiante en medio de los campos. ¡Una noche luminosa como pocas!

  4. Jaumet dice:

    Ai Bruno… quan dius «también es una noche donde la gente debe ser cuidadosa, y no lo es, y por tanto el lado amargo de la fiesta convive con el bueno, como en casi todos los aspectos de la vida…» sento que el dia 23 vas escriure paraules premonitòries: la festa no va anar bé a Castelldefels.

    Petons,

    Jaumet

Deja un comentario



Newsletter Sandra Bruna

Si quieres estar informado de nuestras novedades ¡Suscríbete al newsletter de Bruno Cazalibros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies