idioma
es
ca

EDUCACIÓN BÁSICA Y ÉTICA

Autor: Sandra Bruna jueves 19 febrero 2015

9

Hoy en día, lamento decirlo, pero parece que decir buenos días cuando entras en un ascensor lleno de gente, levantarte del asiento de un autobús para cederle tu puesto a una persona  mayor o decir gracias cuando alguien te aguanta la puerta para salir de casa, sean prácticas fuera de uso, y no sólo entre la gente joven, sino muchos no tan jóvenes te hacen sentir incluso mal, cuando lo haces, porque se te quedan mirando como si hicieras algo que no toca, y no es porque les sorprenda, que podría ser también, sino porque en realidad jóvenes y mayores están perdiendo las bases de la educación (y disculpen que diga en esta ocasión “están”, porque aquí sí que yo no me incluyo), lo que yo llamaría el ABC, y deberíamos andarnos con cuidado con esto, porque se empieza por aquí y no sabemos dónde se acaba. Personalmente, no me gusta nada que la sociedad vaya encaminada por aquí.

La educación, a todos los niveles, es no importante sino básica, empezando por estas sencillas cosas y acabando por otras que parecen más grandes, más gordas, pero que sin las básicas aprendidas no hacemos nada. En el sector editorial, por ejemplo, uno de los retos que tenemos más grandes con la salida del libro digital, es intentar hacer entender a una gran mayoría que los derechos de autor es algo que se paga. Que bajarse gratis algo en internet es un robo y una falta de respeto al autor y a la profesión. Durante mi estancia en Madrid de estos días, agradable como siempre, hablando con editores y amigos nos damos cuenta que el tema de la piratería hay que lucharlo por muchos frentes pero la raíz viene de un tema educacional, y que hay, desafortunadamente, demasiados padres, profesores o personas que están en una posición de “educar”, que ni ellos mismos entienden por qué debemos pagar un libro, una canción o una foto, si la podemos bajar gratis.

Nadie se plantea ir al dentista y no pagarle la visita, o entrar en una tienda y llevarse cualquier cosa sin pagar, y el que lo hace sabe que a eso se llama robar. ¿Por qué no piensan lo mismo cuando piratean un libro? Hasta que este tema no esté claro, el sector editorial digital esta perdido porque si no hacemos que las generaciones que suben entiendan que la cultura no es gratis, nuestro sector se va a ver todavía más afectado de lo que está, y debemos buscar soluciones por diferentes vías, es cierto, pero una y principal es educar a los que no saben todavía que detrás de todo este trabajo hay una larga lista de gente que curra mucho por ello, y que se debe respetar y cuidar. No me vale que los libros son caros, también lo son los móviles, los aparatos electrónicos y muchas otras cosas de las que muchos no prescinden, pero sí les parece caro un libro. Por aquí habría mucho a debatir también, el libro digital a un precio razonable puede ser una vía para paliar esta afirmación.Todo forma parte de una educación que no sólo debe venir de la escuela, sino también de casa, y entre todos hacer fuerza para que las nuevas generaciones no pierdan los valores básicos de la educación que después les llevarán ya a entender el por qué no es ético no pagar el trabajo de otros.

Hoy recomiendo un gran libro, necesario. EDÚCAME BIEN/EDUCA’M BÉ (Plaza & Janés) escrito por Montse Domènech, indica cómo debemos hacer para recuperar los valores perdidos. Cómo las familias con hijos pueden arreglar los conflictos básicos de la educación y lo importante que es hacerlo cuanto antes mejor. Estoy segura que este libro puede ser un pilar importante para crear conciencias y no llegar a ciertas cosas cuando ya es demasiado tarde, o más que eso, cuando ya es difícil poder rectificar.

 “Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad” – KARL A. MENINGER

3 Responses to “EDUCACIÓN BÁSICA Y ÉTICA”

  1. Yo incluso soy pesada con mis hijos con el tema de la educación. Pero el otro día por ejemplo, mi hijo de doce años me dijo: «Esa señora es una maleducada», refiriéndose a una persona que se había cruzado en el portal de casa. Al preguntarle por qué, me contestó : «Porque le he dicho buenos días y no me ha contestado».
    Me hizo sentir bien, al menos ha calado lo que tantas veces he repetido en casa.
    En cuanto a la piratería… ¡uf! yo, que regalo muchas horas de mi trabajo a través de mi blog y lo hago con gusto para dar a conocer mis escritos, no puedo comprender cómo hay gente que se aprovecha del trabajo ajeno, sin ningún tipo de escrúpulo.
    Educación, educación y más educación. No hay otra manera.
    Un besote.

  2. Héctor dice:

    ME HA ENCANTADO ESTE POST!!!!

    Los buenos días, las gracias, pasar un semáforo en verde, respetar el ceda el paso…marca el nivel de una sociedad.
    Es una teoría que siempre defiendo.
    Si somos capaces de hacer eso, no robaremos en el súper, ni por supuesto, libros electrónicos, ni canciones en Internet!!

    Gran aplauso, Sandra!

  3. serendipity dice:

    Gran Post. La educación es algo que a mí personalmente me preocupa y mucho, quizá porque tengo una niña de tres años que aunque ya dice “por favor” “perdón” y “gracias” a veces temo que no sea suficiente. Hace cosa de un par de días estaba charlando con mi marido en la cama de los asuntos del día y cogió el móvil para poner el despertador, fue entonces cuando le vi una aplicación que indicaba qué me debían de llamar en caso de emergencia. Le dije que yo también la quería pues paso mucho tiempo en la carretera y él me contestó que la tenía, entre otras cosas, por si se le perdía el móvil a lo que respondí:
    -¡Ja! Si se te pierde el móvil no pienses que nadie me vaya a llamar para devolvértelo.
    Me miró con sorpresa y me dijo:
    -¿Te das cuenta de lo que has dicho? En Noruega o Suecia, todo el mundo daría por hecho de que si se encuentran algo que no es suyo lo devolverían, nosotros en cambio presumimos lo contrario.
    Aquello me hizo pensar y mucho, ¿esta es la sociedad que le dejo a mi hija? Porque yo devolvería el móvil, de igual forma que desde que ha entrado en mi casa mi nuevo e-book compro los libros desde la aplicación de Fnac, porque detrás de cada libro hay una cadena de trabajo, de esfuerzo, y sobretodo y, para mí muy importante de ilusión. Acto seguido pienso, ¿Cómo podemos cambiar esta sociedad? Y llego a la misma conclusión que vosotros con EDUCACIÓN.

Deja un comentario



Newsletter Sandra Bruna

Si quieres estar informado de nuestras novedades ¡Suscríbete al newsletter de Bruno Cazalibros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies