idioma
es

Blog de Bruno

Sandra Bruna Agencia Literaria

CADA DÍA ES NUESTRO DÍA

Autor: Sandra Bruna jueves 8 marzo 2018

Hoy es 8 de Marzo, el Día de la Mujer, y muchas no han ido a sus puestos de trabajo para reivindicar esa igualdad con la que hemos crecido, al menos mi generación, y que a la práctica, queda en muchos casos claro que no existe. Sin embargo para mí el día de la mujer es cada día, porque somos unas luchadoras, unas equilibristas, unas malabaristas para poder llegar al infinito y más allá: Ser buenas en el trabajo, mejores en casa y además estar estupendas. Los días deberían tener 48 horas y quizás todavía me faltaría alguna para poder hacer con calma todo lo necesario, pero me apaño y lo consigo. Debo encajar mil piezas, pero las encajo, y lo bueno de todo esto es preguntarse a una misma si lo haces porque quieres o porque debes, creo que aquí está el quid de la cuestión. Si lo haces porque quieres, no hay nada que decir, seguro que te sientes bien, fuerte y con energía para llegar donde deseas. Pero si lo haces porque debes, entraríamos en el largo debate de que quizás aquí está el pequeño error, fallo o llamémosle como queramos cada una, que nos provoca insatisfacción permanente. ¿Te lo has planteado?

Estoy segura que mujeres como las protagonistas de novelas que hemos presentado en este blog se lo hubieran planteado. Todas mujeres fuertes y emprendedoras que han conseguido lo que querían. Mia, protagonista de LO QUE SUCEDIÓ CUANDO QUE ME ROMPISTE EL CORAZÓN, supera el mal trago con fuerza de voluntad, Nía, en CICATRICES DE CHAROL, lucha por sus ideales, IRINA por empezar de cero, Amalia en UN AMOR, por la familia, y Blanca Luz en EL COLOR DE LA LUZ por el amor verdadero. Todas son valientes y fuertes, con sus momentos de debilidad y de incertidumbre, pero miran hacia adelante y se dirigen a la meta, como la mayoría de las mujeres que conozco y que admiro, y con las que celebramos que cada día es nuestro día si hacemos lo que queremos hacer de corazón y por convicción.

SEGÚN EL COLOR DE LA LUZ, MI DÍA ES DIFERENTE

Autor: Sandra Bruna jueves 8 febrero 2018

La semana pasada confesaba que los olores forman parte de mi vida y esta semana comparto con vosotros que la luz es otro elemento esencial de mi vida cotidiana. Me encanta la luz del cielo en invierno, cuando el día se hace corto y el cielo es de color rosa, casi morado. También la luz cálida de los días de verano que entra fuerte por mi ventana o los atardeceres dorados que me regalo, muchos fines de semana, mirando el mar. Las luces nos acompañan cada día, las externas y las internas, y son las que nos guían, y aunque no lo parezca, creo que hasta nos influyen en nuestro humor. No sé qué color pondría a la luz si se tuviera que elegir uno, ya que en cada ocasión y en cada momento sería de un color distinto. Creo que a Marta Quintín, una autora joven que debuta con su primera novela, EL COLOR DE LA LUZ, bajo el sello de Suma de Letras, también deberíamos hacerle esta pregunta, porque de momento su cara tiene el color de la ilusión porque Suma de Letras ha hecho una edición preciosa de su novela. Creemos que la novela de Marta tiene un potencial literario y comercial para poder hacerse un hueco entre tan buenas novedades que nos trae este nuevo trimestre y me encantaría que le dierais una oportunidad a esta voz cálida, pero a la vez fresca, que arranca con fuerza y pasión desenfrenada una historia donde el amor y el arte son los protagonistas, acompañados siempre de unos ojos de color indefinido que nos harán de guía en este novelón.

La historia de EL COLOR DE LA LUZ explora diversos tiempos y lugares (España, la Guerra Civil, el Paris de los años veinte, Nueva York…) y nos plantea una historia de amor descarnado, de amor imposible por la inseguridad, el miedo y por la incapacidad de reconocer que tal ver el error fue no amar. Blanca Luz, una empresaria de éxito tiene como objetivo amasar una gran fortuna para comprar arte. La adquisición, en una subasta de Nueva York, de uno de los cuadros del pintor Martín Pendragón cumplirá el sueño de una anciana de ojos enigmáticos. En esa misma sala, una periodista observa esa escena con interés porque está convencida que detrás de esa compra millonaria hay un secreto escondido y quiere descubrirlo. Lo que no sabe es que será Blanca Luz quien decida cómo se escribe su historia.

Una novela llena de matices, fricciones y secretos que nos descubre que toda obra de arte esconde una historia que puede redimirnos. Una obra llena de claroscuros que harán de este libro una lectura altamente recomendable.



Newsletter Sandra Bruna

Si quieres estar informado de nuestras novedades ¡Suscríbete al newsletter de Bruno Cazalibros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies