idioma
es

XXIII Semana Negra; literatura, fútbol y olor a fritanga

Autor: Bruno martes 13 julio 2010

Lo más lógico parece empezar a escribir una crónica de la Semana Negra por el principio, ¿no? Pues no. No puedo evitar empezar por el final, por la última noche, la de ayer domingo, en la que las carpas que normalmente están ocupadas por escritores charlando sobre literatura, se habían convertido en improvisados escenarios desde los que contemplar la final del Mundial del fútbol. Por primera vez España gana un Mundial de fútbol. Por primera vez intelectuales que no saben qué es un fuera de juego, comparten emociones y gritos con forofos envueltos en banderas y con las caras pintadas con los colores de bandera española.

Y es que la Semana Negra es eso: un lugar de encuentro en el que de pronto, como anoche, te puedes encontrar a Fernando Marías contemplando con sus ojos de eterna sorpresa cómo Iniesta consigue meter un gol casi en el último minuto, junto al inmigrante que hace un rato vendía vuvuzelas, la señora que acaba de comprarse un churro en la feria, y el grupo de alborotadores seguidores de la selección española.

Quizás ese sea un buen resumen de lo que es la Semana Negra: una mezcla que a priori parecería imposible y entre la que te sientes como en casa.

Hace ya 23 años que en Gijón se reúnen escritores, periodistas e intelectuales de diversa índole para charlar de literatura. Al igual que en muchas novelas negras, nada es lo que parece. Es una Semana que no es una semana, sino 10 días. Se supone que es Negra, y sin embargo el primer fin de semana se dedica sobre todo a la ciencia ficción y a la fantasía, pero también tienen su lugar la literatura histórica, de terror e incluso la juvenil. La Semana Negra se celebra en Gijón, sí, pero arranca en Madrid con la salida del Tren Negro.

Renfe pone a disposición de la organización un viejo tren, de esos en los que el último vagón aún conserva unas ventanas desde las que contemplar el paisaje que dejas atrás. Como si fuese un símbolo de lo que puede ser la literatura: un tren que avanza siempre hacia delante, pero que permite disfrutar y contemplar lo que queda atrás, el camino del que se proviene.

En el tren te encuentras con el último vagón, en el que los chistes, las canciones y el jaleo, se mezclan con las discusiones sobre teoría de la literatura, series frikis de televisión o monstruos. Y como en una apropiada metáfora, te encuentras también con el vagón silencioso de los escritores que duermen o descansan, el de los fumadores que entre brumas charlan de su último libro, el de la cafetería en la que los organizadores y periodistas terminan de escribir crónicas y cortar los flecos que siempre se sueltan a última hora. Un tren en el que Ian Watson, escritor de ciencia ficción y guionista de, por ejemplo, “Inteligencia Artificial”, la última película de Kubrick, aprende qué demonios es un bollo preñado.

Y quizás lo más sorprendente es que después de la parada en Mieres en la que los escritores y periodistas avanzan por el centro de la ciudad, con las calles cortadas para ellos y escoltados por gaiteros, cuando por fin llegan a Gijón y superan las manifestaciones reivindicativas de turno (que sí, también tocan las inevitables vuvuzelas) y los discursos de la inauguración oficial; en fin, cuando uno llega al recinto de la Semana Negra, y el olor a fritanga y los gritos de los feriantes rasgan el aire, entonces… ah, entonces es cuando uno se da cuenta de que de nuevo ha llegado a la Semana Negra.

Porque la magia de la Semana Negra es esa. La organización, con el incombustible Paco Taibo a la cabeza, ha conseguido que casi un millón de personas paseen durante diez días por un recinto en el que lo mismo te puedes tomar una cerveza, un rosco de anís, una manzana de caramelo, subir a una noria, o escuchar una charla sobre ciencia ficción por parte de algunos de alguno de los pesos pesados del género como Larry Niven, Joe Haldeman o Ian Watson, como puedes asistir a una sesuda presentación sobre literatura de zombis, a un diálogo sobre monstruos descafeinados mientras te tomas un perrito caliente con una pepsi, o descubres a Martin Cruz Smith presentando su último libro, a Juan Bas explicando su proyecto de Feria de Literatura de Humor o a cualquiera de los más de 120 autores participando de una u otra manera.

Yo estuve hablando del “Auge de la fantasía y el declive de la ciencia ficción” y presentando el cierre de “Porta Coeli”, la única tetralogía de fantasía juvenil con varios volúmenes finalistas de los más importantes premios de literatura juvenil de nuestro país ( http://www.susanavallejo.com/miscelanea/PortaCoeli_resumen.pdf  ) y aunque podría contaros muchas más cosas de mis obras o de la Semana Negra, y explicaros el programa de forma mucho más convencional (si tenéis curiosidad lo podéis encontrar en http://www.semananegra.org/2010/programa2010.html ), prefiero deciros que si os gusta la literatura y nunca habéis ido a la Semana Negra, aún tenéis de tiempo hasta el domingo para ir a Gijón y vivir una experiencia única. No os arrepentiréis.

He tenido que abandonar la Semana por unos días. Pero volveré. Mía es la venganza. Nos vemos el jueves en “La Venganza de Don Mendo”. ¿Porque en qué otro evento puedes encontrarte a Jose Carlos Somoza haciendo de rey Alfonso, junto a Alfonso Mateo-Sagasta de Don Mendo o a Elia Barceló, de Magdalena…? ¿Dónde más puedes encontrar esa mezcla entre pulpos, fútbol, tómbolas de Bobs Esponjas, churros y puestos de libros?

En la Semana Negra los libros huelen a fritanga. Y eso, ay, eso a mí me encanta.

Susana Vallejo

www.susanavallejo.com

http://www.facebook.com/susana.vallejo

One Response to “XXIII Semana Negra; literatura, fútbol y olor a fritanga”

  1. Francisco José Jurado dice:

    La verdad es que la Semana Negra – esa que dura 10 días – es toda una pasada, señoras y señores. Esparaba que fuera algo grande, pero es, ya digo, una auténtica pasada desde todos los puntos de vista: literario, personal, de la amistad… ¡Cómo me alegro de que me hayan invitado!

Deja un comentario



Newsletter Sandra Bruna

Si quieres estar informado de nuestras novedades ¡Suscríbete al newsletter de Bruno Cazalibros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies