idioma
es

Blog de Bruno

Sandra Bruna Agencia Literaria

NO DEJES DE MIRAR AL CIELO, SIEMPRE HAY ALGO NUEVO QUE DESCUBRIR

Autor: Sandra Bruna jueves 25 enero 2018

Ser intermediario es siempre un marrón, para qué nos vamos a engañar. Estar en medio de dos no es fácil, y si además es por negocios menos. La vida me llevó, casi sin pensarlo, a conocer y a ejercer este oficio, el cual sólo se aprende haciéndolo, y del cual creo que nunca acabas de aprenderlo todo porque cada día es diferente y hay alguna cosa que puede llegar hasta a sorprenderte. Siempre nos comparan con los marchantes de arte o los representantes de futbolistas, que sus líos deben tener también, y por ahí no les envidio nada, por otras cosas, seguro que sí.

La novela de Miquel Esteve NO DEIXIS MAI DE MIRAR EL CEL que ha publicado Columna, nos da a conocer las agencias matrimoniales, un negocio que con las redes sociales parecía obsoleto, pero que no lo está. Muchos piensan que los intermediarios podemos ser abatidos, sobre todo por cómo avanza la tecnología, pero tener a alguien a tu lado que no es una máquina, que vibra, que tiene sentimientos, que escucha, que te da la mano, y que comparte alegrías, éxitos y derrotas, es ya un plus que la tecnología no creo que pueda darnos, al menos por el momento. Y por eso me ha encantado que este thriller impecable, original y muy ambicioso, de un autor que escribe maravillosamente bien y que lo ha demostrado ya en sus anteriores novelas, haya escogido como telón de fondo una agencia matrimonial.

Una novela que tiene ritmo, que hay cadáver, Imma Esparza, que la encuentran muerta en un banco con una nota que dice “NO DEIXIS MAI DE MIRAR EL CEL” y una tarjeta de una agencia matrimonial en su billetero: Nirvana. Hay un inspector, Adolf, que con la ayuda de Ester, abogada de la administración de justicia, quiere resolver este caso extraño. No quiero explicar más de una novela que tanto a la editora como a mí nos ha encantado porque no es un thriller convencional, aunque tiene todos los ingredientes del mismo. El autor, de manera magistral, ha profundizado más y ha sabido combinar esos ingredientes con otros que le dan al libro un tono diferente, fresco y con un punto de originalidad que nos abre las puertas a un tipo de thriller nuevo, el cuál no sabemos poner título aún, que capta a los ya amantes del género y a muchos otros. Por eso estoy tan segura que este libro tiene/debe de funcionar. ¿Quieres saber quién mató a Imma Esparza? ¿Quieres conocer debilidades humanas que todos tenemos pero no mostramos?  Esta es la novela ideal para aquellos lectores que les gusta el misterio pero quieren algo más. Ideal para anotar en la lista de libros para San Jordi.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies