idioma
es

Blog de Bruno

Sandra Bruna Agencia Literaria

HAY UN AMIGO EN TI

Autor: Sandra Bruna jueves 18 enero 2018

Cuántas veces he hablado de amistad en este blog, y es inevitable hacerlo, ya que muchas novelas que me gusta recomendar tienen como uno de sus temas principales la amistad. Para mí es algo importantísimo, lo ha sido siempre, y por esta razón me he llevado muchas decepciones, porque mi concepto de amistad es tan grande, que siempre pensaba que tenía que ser recíproco, y no es verdad. La amistad cada uno la vive a su manera, y no puedes exigir a nadie que la viva como tú. Para mí un amigo es un tesoro, es alguien que te acompaña en los momentos buenos y los malos, con quien puedes hablar de todo y de nada, quien te sabe escuchar, quien comparte silencios.

La vida me ha enseñado que amigos de verdad hay pocos, y que hay que ‘esforzarse’ para conservarlos. Vivimos entre muchos conocidos que nos hacen reír y pasar buenos ratos, pero a los AMIGOS en mayúsculas los podemos contar con los dedos de una mano, al menos yo. Una de mis mayores alegrías es haber podido recuperar una amistad que perdí en el camino por un error que todavía debo acabar de entender, pero que seguro cometí. Ha vuelto a mi vida y la quiero agarrar y no perder nunca más, esa es mi amistad de toda una vida. Es verdad que he hecho nuevas amistades últimamente, muchas relacionadas con el deporte, y que me hacen feliz, y que espero que se queden y sean de las de verdad. Ojalá podamos conseguirlo, es uno de mis retos.

Y en esta etapa, una de las grandes amistades ha sido con la autora de la novela que hoy tengo el placer de recomendar; TAL COMO ÉRAMOS/ TAL COM ÉREM de Sílvia Tarragona. Ella me pidió apoyo y se lo di, y pasamos muchas tardes con un poleo menta explicándonos la vida y construyendo esta novela, la cual ella ha escrito magistralmente y que no deja de ser un canto a la amistad, a las relaciones profundas y estables, como la familia y los amigos de siempre, los que están. No deja de ser una búsqueda de la vida perfecta, la que la protagonista se da cuenta que no existe, pero  aprende que hay que saber a quién eliges para que esté a tu lado y a quién te agarras para superar las dificultades y compartir las alegrías. Sandra, la protagonista de esta novela, narra el poder de las relaciones humanas, la lucha contra la adversidad, el enamorarse de la persona equivocada y el placer de contar con unos amigos con los que refugiarse, llorar, y seguir adelante. Siempre hay que seguir adelante y TAL COMO ÉRAMOS/ TAL COM ÉREM es un ejemplo de superación que nos deja un buen sabor de boca, ni dulce ni amargo, y que mi querida amiga Sílvia ha trabajado para que no nos deje indiferentes, para que toque, remueva y, esto no es nada fácil. Y además de reflexionar nos hace pasar un muy buen rato. Felicidades Sílvia, prueba más que superada.

EL AÑO DE LA AMISTAD

Autor: Sandra Bruna jueves 21 diciembre 2017

Faltan tan solo cuatro días para Navidad y para empezar un pequeño descanso, que la mayoría agradecemos después de afrontar el último trimestre del año. Ahora toca recordar todas las cosas buenas que hemos vivido y agradecerlas, y coleccionar esos momentos y colocarlos en nuestro álbum de la vida para no olvidar. Para mí el 2017 ha sido un año de reencuentros con amigos de la adolescencia y con amigos que por diversas razones parecía haber perdido y que he podido recuperar, que vuelven a estar a mi lado. Tengo una segunda oportunidad que la vida me ha regalado y que no pienso desaprovechar, porque a medida que pasa el tiempo valoras más a todos aquellos que te rodean, y eliges mejor a quien quieres tener a tu lado y a quien no.  Por esa razón, tener a una de mis mejores amigas otra vez en mi vida es un regalo, haber podido recuperar una amistad truncada, también lo es, y poder ampliar la lista de nuevos amigos, aquellos que han demostrado que están siempre y con los que hemos compartido momentos de todo, es el colofón para bautizar al 2017 como el año de la amistad. Como en la novela de Care Santos, MEDIA VIDA, ganadora del Premio Nadal solo empezar el año, los reencuentros con amistades del pasado siempre remueven emociones para bien o para mal.

El 2017 ha sido, también, un año de superación, de trabajo personal conmigo misma, y gracias a libros como TÚ PODER NINJA de Eva Sandoval he podido ser más flexible conmigo misma y entender mejor que no hace falta luchar para conseguir tus sueños. También ha sido un año de aprendizaje, de búsqueda, y con la ayuda del libro de Francesc Miralles y Héctor García, IKIGAI, he encontrado eso que me motiva a moverme de una manera determinada en la vida. Y en esos ratos de placidez lectora me han acompañado personajes brillantes como Guille y Amalia, que Alejandro Palomas ha creado para que entren en nuestras vidas y se queden allí, o Rebecca, la protagonista de la novela de Bárbara Alves con la que me he reído como nunca con un bote de Nutella en la mesita de noche. Y muchas más novelas trepidantes como las de Paz Castelló, Núria Pradas, Susana Rodríguez Lezaun, Carmen Conde, Esther Sanz , Gabriel García Oro , Sílvia Tarragó o Xulio Ricardo Trigo que han llenado este año de buenas lecturas, aportándome cada una de ellas algo bueno para esa cajita de recuerdos que junto mis vivencias cerraran el 2017 con una sonrisa. Porque los libros son mis compañeros de viaje en todos los sentidos, y me siento afortunada de poder estar rodeada de este regalo a diario.

Mi recomendación de hoy es que estas navidades no falten libros en ninguna casa, son uno de los mejores regalos que podemos hacer, porque leer es vivir, entender, educar, disfrutar, reflexionar y divertirse. Así que os dejo el mejor catálogo para que podáis elegir un libro para cada persona querida, seguro que os lo agradecerá.

¡Feliz Navidad y un maravilloso 2018 para todos!

SABER PERDONAR Y PEDIR PERDÓN

Autor: Sandra Bruna jueves 9 marzo 2017

El día 6 de enero, día especial porque es el día de Reyes, es un día que en casa lo celebramos y mucho. Este año, fue todavía más especial porque otorgaban el Premio Nadal a Care Santos, autora y amiga, con una novela que me ha hecho pensar mucho sobre los temas principales de la misma; el perdón y la culpa. Cuando Care me dijo la cita que la había inspirado de Joan-Carles Mèlich: ‘SOLO SE PUEDE PERDONAR LO IMPERDONABLE’, supe que la novela que nos presentaría sería brillante y no me equivoqué.

MEDIA VIDA  es una novela que, a través de la vida de cinco amigas a lo largo de treinta años, nos retrata a una generación de mujeres en la España de la dictadura y la transición. Un homenaje a esas mujeres de una época donde la hipocresía y el quedar bien se enfrentaban al amor y a la libertad. Cinco vidas diferentes, unas con éxito y otras no, pero que un acto ocurrido en su época de adolescentes las marca para siempre. La gestión de la culpa y del perdón es el eje de esta novela que hará que muchos no dejemos de darle vueltas después de su lectura. ¿Has perdonado lo imperdonable alguna vez? Pedir perdón no es fácil pero, a medida que me he hecho mayor, pienso que no vale la pena no perdonar, y que vale mucho la pena saber pedir perdón, vivir tranquilo y bien con todo el mundo. Esta novela es el ejemplo perfecto de que la vida da muchas vueltas y que lo mejor es poder sentirse bien con uno mismo para poder ser feliz y hacer felices a los demás.

Este año, lo empecé genial pero también terminé el año recuperando una amistad muy importante para mí y a la que no voy a volver a dejar escapar. Quizás queda alguna conversación pendiente todavía, pero vivo con la ilusión de haber recuperado algo tan valioso como una de mis mejores amigas de la adolescencia. La lectura es la gran compañera de un viaje como la vida y, cuando forma parte de ella, todo encaja, como un puzzle mágico. Sin querer, comprendes muchas cosas y entiendes que nada pasa por que sí, como otra buena amiga me ha enseñado.

Gracias Care Santos por una novela tan maravillosa que también es un homenaje a la amistad y que nos deja huella. Un Premio Nadal de altura que no va a decepcionar a nadie.

LOS DISTINTOS COLORES DE LA AMISTAD

Autor: Sandra Bruna jueves 16 febrero 2017

Hoy ha amanecido el día con un cielo de un color tan especial, un rosado intenso mezclado con el azul del comienzo del día, que no he podido evitar pensar en ti. Este mes ha hecho ya cinco años que te fuiste, pero este cielo me indica que estás en un lugar bonito, donde nos reencontraremos, estoy segura. Ya hace mucho que he perdido la fe religiosa, pero he ganado la fe en las personas, creer en las personas que creen, en el disfrutar del presente y en el dar cariño cada día a los que quieres y al mundo en general, no gritar cuando hay tráfico, no enfadarse por una caravana, y sonreír aunque alguien te pite porque vas despacio. Esto lo hacías tú, sonreír. No olvido que cada vez que nos veíamos, como eras mucho más alto que yo, me dabas un beso en la frente con tanto cariño, que me llegaba al alma, y me alegrabas el día, por malo que fuese. Hacías feliz a mis hermanos, tus mejores amigos, y eras uno más de la familia. Pero el color de ese cielo me dice que, estés donde estés, estás bien, que ese cielo lo pintas tú para guiarnos y recordarnos que todo va bien, que disfrutemos de lo que tenemos, que creamos en las cosas bonitas, a pesar de que haya muchas cosas que no funcionen como querríamos, pero que si creemos en que podemos cambiarlas, lo lograremos. Te echamos de menos, y por mucho que el tiempo pase, siempre estás ahí, en mi mejor de los recuerdos, como una persona diez que se fue cuando no le tocaba.

Por eso, la novela de Sílvia Soler LOS VIEJOS AMIGOS, publicada por Destino y Columna, me ha recordado tantas cosas del pasado, el valor que tiene la amistad de verdad. Su historia, como todas las de Sílvia, te hace reflexionar sobre las relaciones humanas y lo complicadas que pueden ser, a veces, o lo complicadas que nos las hacemos nosotros mismos. A través de cinco estudiantes de bellas artes que viajan a París para visitar la gran exposición que se hizo sobre Paul Gauguin en el Grand Palais a finales de los años ochenta, entramos en la historia de un viaje que pretendía ser el típico viaje de final de curso, unidos por el amor a la pintura y, que acabará siendo el gran viaje de sus vidas. De allí nace una amistad tan fuerte entre los cinco, que todos piensan que durará para siempre, que es una amistad infranqueable, de aquellas que nada ni nadie puede romper, pero la vida pasa, y los protagonistas deberán entender que no todo es tan fácil, que la vocación artística que les unió, no les trata a todos por igual, y deben asumirlo. Y, a medida que la vida avanza, es más exigente, entran personas nuevas en las vidas de cada uno que nos moldean y, quizás nos desencadenan a decisiones que antes no hubiéramos tomado. Hay momentos en la vida, varios, dónde debes elegir, y es frente a estos momentos donde descubres las verdades, y donde la vida te pone a prueba.

Una novela que gustará a un gran público, a los fans de Sílvia Soler, que ya son muchos, sin ninguna duda. Pero animo a quizás un público más joven a que lea esta novela, porque se pueden sentir muy identificados y descubrir, para mí, una de las mejores voces catalanas del momento.

VIVIMOS EN UN MUNDO REAL

Autor: Sandra Bruna jueves 29 septiembre 2016

Ha empezado el curso, ya llevamos tres semanas, y la adaptación de cada niño es distinta. Como padres, esperamos que, si hay cambio de escuela, como ha sido mi caso, el niño, perdón, el adolescente, se adapte bien, haga amigos y sobretodo, se rodee de buenos compañeros. Las amistades en esta edad son importantes, básicas diría, porque pasar de ser niño a adolescente no es fácil, y hay muchos inputs que pueden afectar a la vida diaria. No me gustaría ser una madre plasta pero tampoco una fresca y, la medida justa es complicada de alcanzar. Quizás los que ya hayan pasado por esto puedan ayudarnos a los novatos a afrontar esta nueva etapa.

Por esta razón, al leer el libro de Santi Baró, MEMORIAS DE UN CADÁVER, he sentido la necesidad de recomendarlo a todos los adolescentes que conozco, y a sus padres también. Bela, la protagonista, no logra adaptarse y no tiene amigos. No le encuentra sentido a la vida y tiene muchos miedos a los que no logra vencer. Piensa que la única salida es cerrar los ojos y dejarse llevar, pero ¿es realmente esa la única salida?

bruno_fotocadaver

Santi Baró sabe cómo tratar este tema tan delicado sin herir sensibilidades y poniendo en negro sobre blanco un problema que más de un adolescente puede haber sufrido sin que los de su entorno se hayan enterado, porque no todos vivimos ni vemos las cosas de la misma manera, pero tenemos que hacer un esfuerzo para ponernos en la piel ajena y echar una mano si es necesario. No sólo los educadores deben trabajar este tema en la escuela, sino también los mismos padres somos los primeros que debemos educar con valores a nuestros hijos y, darles armas para ser fuertes pero también, para saber empatizar, ayudar y no hacer daño a los que te rodean.

Con esta lectura ya estamos dando un primer paso, y felicito a la Ediciones SM por tener la valentía de publicar un libro con un tema duro, pero que no es ajeno a nadie, y que si se trata con respeto, sensibilidad y esa empatía que Santi tiene con su público, creo que incluso es necesario. Una brillante novela que te ayuda a reflexionar sobre la vida y la muerte, sin que casi te des ni cuenta.



Newsletter Sandra Bruna

Si quieres estar informado de nuestras novedades ¡Suscríbete al newsletter de Bruno Cazalibros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies