idioma
es

PODEROSO DON DINERO

Autor: Bruno lunes 9 marzo 2009

 

Últimamente parece que sólo haya un tema en la calle, en la televisión y en todas partes la famosa “Crisis”, sin embargo yo no quiero dedicarle un blog a algo tan poco original y cansino, pero es verdad que a raíz de este declive financiero me he dado cuenta que la gente está perdiendo los valores. Sé que no es a raíz de la crisis que pasa esto, ya que lamentablemente es un enfermedad de nuestra sociedad, que va a más, pero creo que la crisis incrementa el miedo y la gente, o se paraliza, o se pone en marcha el chip de la supervivencia y por tanto en muchas ocasiones desembocamos al egoísmo, al pensar en uno mismo solamente sin dar importancia a cosas tan básicas como la palabra, el compromiso o la honestidad.

 

Me han pasado pequeñas cosas últimamente que me han decepcionado. No entiendo, porque no es mi manera de ver la vida, que la gente por poder, éxito o dinero pueda faltar a algo tan importante como es el compromiso. Por tanto desde el blog quiero animar a los que nos dedicáis un minuto de lectura que no perdamos el positivismo, que la crisis no nos haga perder la sonrisa y que sobretodo que nos ayudemos a mantener los valores. Podría recomendaros muchos libros en esta línea, pero para variar os recomiendo una película, SMULDOG MILLONAIRE, y estoy segura que a la salida del cine sabréis porque.

 

BRUNO

 

 

5 Responses to “PODEROSO DON DINERO”

  1. Querido Bruno, este blog de hoy es muy lindo, pero más lindo es que invites a la gente a sonreír aunque el llanto los visite. Por lo pronto, sigue contando conmigo…

  2. Teo dice:

    Dí que sí, Bruno. Un mensaje positivo en mitad de tantos otros que no lo son. Una sonrisa vale más que muchos euros en el bolsillo. Gracias por hacer que no caiga en el olvido. Un abrazo (y un trocito de queso)

  3. Montse de Paz dice:

    Hola, Bruno,

    ¡A mal tiempo, buena cara! Es un buen mensaje que nos transmites, sobre todo a los escritores aún novatillos, que nos morimos de impaciencia y hemos de aprender a esperar. Justamente ahora es cuando hemos de sacar lo mejor de nosotros mismos. Y hablando de cine, dejo aquí una frase del protagonista de una película ya muy antigua, Starman. Decía más o menos así: «Me fascina la raza humana porque es capaz de hacer lo mejor cuando las cosas van peor».

    Dicen algunos pensadores que la verdadera crisis, más allá del descalabro financiero, es una crisis de confianza. Ante esto, no hay mejor antídoto que la esperanza activa. Acabo con otra frase de nuestro poeta Joan Maragall, que me parece indicadísima para los momentos que vivimos: «Estima la feina que fas, per senzilla que sigui. És l’única riquesa certa en un món de vaguetats». (Ama tu trabajo, por sencillo que sea. Es la única riqueza cierta en un mundo de vaguedades)

    Un abrazo.

  4. Buenos días, Bruno:

    La crisis que nos quieren «vender» desde los medios masivos de comunicación es la económica. Pero es la menos grave de las crisis que nos aquejan, azotan y atropellan. La economía puede mejorar, pero la verdadera crisis, la más profunda, duradera y enquistada en la sociedad occidental es de valores, ética, moral y educativa (todo ello estrechamente interrelacionado).

    Esa crisis no se supera con créditos ni subsidios ni Uniones Europeas. La única solución parte de la más íntima decisión de cada uno de nosotros de no caer en la mezquindad, la mediocridad, la superficialidad y el individualismo extremos que el sistema nos empuja a adoptar a cada minuto con su infinito bombardeo. Y sobre todo, se superará haciendo un gran esfuerzo para elevar el nivel educativo de los niños y el nivel cultural de la sociedad en general, narcotizado por la corrupción de valores que proponen (imponen) los grandes conglomerados e imperios de la comunicación.

    Estamos ante una monumental crisis de valores, ahora se vislumbra con mayor claridad por la crisis económica, que destapa a la verdadera sociedad, mostrando que lo que veíamos eran solo apariencias, fachadas que no son la vida real. Despertemos del sueño que ya es pesadilla, no nos dejemos manipular por el poder. Y seamos «personas». Parece sencillo pero es uno de los ejercicios más difíciles y dolorosos para cualquier ser humano… Por eso muchos prefieren la pereza, física y mental, pero sobre todo la segunda. Respecto a éste tema, los invito a visitar mi blog con algunas reflexiones al respecto:

    http://www.ediciona.com/edicion_junior_julian_chappa-dirpc-3104-46-pagina-21.htm

    http://www.ediciona.com/redaccion_julian_chappa-dirpc-3104-22-pagina-11.htm

    http://www.ediciona.com/redaccion_julian_chappa-dirpc-3104-22-pagina-14.htm

    Felicitaciones por el blog, un abrazo. ¡Adelante!

    Julián Chappa

  5. Javier dice:

    Yo para no caer contaminado por esta crisis, pero la de la sociedad a cuestas de su convivencia y connivencias,me resguardo en una sola palabra: SERENIDAD; bueno en otra también: PACIENCIA, pues es lo único que me queda para esperar respuesta sobre el resumen que os mandé de mi novela, El Sereno. Que me tenéis en ascuas, pero hay que ver sus brasas con qué ilusión me mantienen.
    Enhorabuena por apostar por este magnífico arte.
    Hasta siempre, Javier Lago

Deja un comentario



Newsletter Sandra Bruna

Si quieres estar informado de nuestras novedades ¡Suscríbete al newsletter de Bruno Cazalibros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies