idioma
es

NO PIERDAS NINGUNA OPORTUNIDAD.

Autor: Bruno jueves 15 diciembre 2011

Recomiendo: El libro de las posibilidades de Albert Liebermann, un magnífico libro que nos invita a abrir nuestra mente a nuevas posibilidades que quizás tenemos delante y no las vemos.

¿Os habéis parado a mirar las reacciones de un grupo de gente frente a una misma situación? Es realmente sorprendente cómo delante de un mismo hecho la gente, según carácter, reacciona de un modo o de otro, o ve las cosas de una manera o de otra. Hay gente que es especialista en darle la vuelta a la tortilla y ver las cosas del color que él defiende, y la verdad es que yo creo que es una virtud, dado que viven en un mundo propio, que sólo entienden ellos, pero que se lo creen tanto que lo hacen real y lo defienden a ultranza, hasta el punto que uno llega a dudar de lo que es evidente, pero han sabido cambiarle el modo de verlo y transformarlo de una manera espectacular. En cambio, hay otros que nos aferramos quizás demasiado al realismo que nos envuelve y que a veces nos contaminamos demasiado de cosas que con un poco de perspectiva podrían ser diferentes.  El libro de las posibilidades es precisamente eso, un camino que te abre los ojos a posibilidades que puedes no ser consciente de que existen, y  te muestra cómo afrontar situaciones que aparentemente no deberían ser ni tan buenas ni tan malas, simplemente deberías poder analizarlas en frío sin antes anticipar una ansiedad hacia ningún lado. Lo sé, tarea muy compleja, pero una de las pistas es caminar con la mente más abierta, mirando a todos los lados y no andar por un solo raíl.  En lo que crees, defenderlo a muerte, pero saber escuchar y ver otras posibilidades nos hace crecer como personas, y equivocarnos es aprender.

3 Responses to “NO PIERDAS NINGUNA OPORTUNIDAD.”

  1. Rebeca dice:

    Querido Bruno,

    Puede que no sea la persona más indicada para juzgar este libro, ya que el autor convirtió mi sueño en realidad, porque en la página 47-48, se esconde un relato creado por mí, que un día fue para levantar el ánimo a quien me dio existencia, y que ahora es un homenaje a él, que me sirve a mi misma de tabla de salvación.

    Un libro magnífico, que a mí personalmente me ha ayudado mucho, enseñándome que puede haber segundas oportunidades, y que debemos darle vueltas a las cosas aunque a la primera salga mal. Me ha enseñado a creer en los sueños, porque a veces si se hacen realidad. Pero para ello tenemos que luchar.

    Un libro para los que no quieran perder oportunidades e intentar llegar más allá.

    Un abrazo,

    Rebeca.

  2. Núria V dice:

    mmmm qué título…»El libro de las posibilidades» mmm me encanta!!! Por descontado que lo voy a leer, ya que más que nunca es necesario abrir la mente.
    Hoy filosofaba sobre el poder que podríamos ejercer, siempre que sea posible, como consumidores conscientes, para ir hacia un nuevo paradigma económico y apostar por la compra consciente, hacia bienes que aporten algo más que «el precio más barato».
    ¿os parece que «hay posibilidades» que los consumidores potenciemos un cambio económico/social/de valores?????
    Feliz fin de semana!!!

    Núria Vargas

  3. Gilbert dice:

    Diez personas, detenidas ante un semáforo en rojo, en la calle transitada. Uno hace ademán de cruzar en rojo y sin proponérselo arrastra a unos cuantos tras de él. De eso hablamos, de las incercias, y de las posibilidades que nos perdemos por no mirar lo que nos rodea desde otro punto de vista, o incluso con los ojos cerrados y ver lo que el interior nos pide y le negamos.

    Primero saber escucharse a uno mismo, planteándose las preguntas adecuadas cuyas respuestas, en muchas ocasiones, conocemos…a falta de lo más importante, que es formularse la pregunta, las evidencias que no queremos ver. Y cuando uno ha aprendido a escuchar su interior está preparado para escuchar al resto.

    No debe perderse nunca la emoción, pero sí debe aliarse con la razón. Es lo que yo llamo la delgada línea del equilibrio sobre la que no es tan difícil caminar. Lo difícil es encontrar ese cable, fino, de apariencia quebradiza, que evidencia el vacío que componen todos nuestros miedos. Pero una vez se descubre ese fino cable, caminar sobre él no consiste en hacer equilibrios…es caminar más liviano, ingrávido, con la seguridad de que si te caes no irás al vacío, sino que te levantarás otra vez para rellenar una casilla más en el infinito tablero del aprendizaje.

Deja un comentario



Newsletter Sandra Bruna

Si quieres estar informado de nuestras novedades ¡Suscríbete al newsletter de Bruno Cazalibros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies