idioma
es
ca

DEFENDER UNOS IDEALES A CAMBIO DE NADA

Autor: Sandra Bruna jueves 12 marzo 2015

5

¿Hoy en día alguien se prestaría voluntario para ayudar a otro para defender sus ideales y la libertad?. ¿Existe una solidaridad como la que Jordi Cantavella nos cuenta en su novela EL BRIGADISTA?.

Un norteamericano de color es el protagonista de la nueva novela de Jordi Cantavella, «El brigadista», con la que el autor barcelonés quiere rendir homenaje a los miles de hombres que viajaron a España cuando estalló la guerra civil alistados en las Brigadas Internacionales. En «El brigadista» el lector podrá conocer la peripecia de Raimond un joven americano que en los años treinta sobrevive gracias a la música y a los trabajos poco cualificados.  Cuando estalla la guerra en España no duda en alistarse en las Brigadas Internacionales para luchar contra el fascismo, lo que acabará llevándole a participar en la batalla del Ebro. Cincuenta años más tarde, Raimond narrará a su nieta Sarah sus vivencias y cómo se enamoró de Anna, una barcelonesa que acabó en un campo de refugiados en Francia.

Los brigadistas norteamericanos viajaron a España voluntariamente sin que nadie les obligase. Se pagaron los billetes de su bolsillo como buenamente pudieron sólo por defender sus ideales, la libertad de los pueblos. Dudo que hoy en día pudiera darse un caso como este, y aunque el autor defiende que la solidaridad no muere, cosa que también quiero pensar y compartir, creo que un acto tan valiente como éste sería difícil de superar. Es verdad que  hay muchos actos solidarios y generosos en diversos ámbitos de nuestra sociedad, pero poca gente piensa sólo en el bien de la persona que tiene al lado si tener ningún punto de egoísmo. He conocido muy pocas personas que prioricen el bien del prójimo antes que el suyo, o sin recibir nada a cambio. Es legítimo, es evidente, pero ,muchos que se plantan medallas, después deberían pensar en si realmente las merecen.  Por esto, esta novela es importante porque LOS BRIGADISTAS merecían un libro, un homenaje como este, para que su verdadera historia se supiera y fuera un ejemplo a seguir. Esperemos que no con una guerra, sino un ejemplo de comportamiento, aplicable al día a día o a “problemas” más pequeños que una guerra, afortunadamente, pero grandes para según quien los padece. La narración transmite ese espíritu de que si crees en algo, has de lucharlo a pesar de los inconvenientes y las opiniones de los demás. Y además, hacerlo de forma voluntaria y altruista es tan bonito como difícil, pero lo bueno sería poder intentarlo con las cosas pequeñas de la vida, y seguro que la satisfacción sería grande y quizás potenciaría el valor de poder intentarlo más de una vez empezando por lo sencillo y llegando hasta donde uno mismo crea. Como dice una frase del libro “SE UN BRIGADISTA DE TU VIDA Y LIUCHA POR TUS GANAS DE VIVIR”. Con esto me quedo y con mi felicitación a Jordi Cantavella por una historia potente, conmovedora y que además te muestra una parte de la historia poco conocida por lo importante que fue, por lo menos, si hablamos desde el corazón.

FRASE: Elsa Punset: «Ayudar a los demás te hará más feliz»

4 Responses to “DEFENDER UNOS IDEALES A CAMBIO DE NADA”

  1. Paz dice:

    Soy una privilegiada. Hace dos veranos, entorno a un arroz en el campo, el propio autor y amigo, Jordi Cantavella, me habló de este proyecto que tenía en mente. Ya de sus labios, El Brigadista, me pareció una historia fascinante. Dos años después, me siento inmensamente feliz al comprobar que el proyecto es una realidad. He tenido la oportunidad de leer El Brigadista y la recomiendo. Estremece y enternece a partes iguales. Además de descubrir una interesante parte de nuestra historia muy poco conocida.
    Abrazos.

  2. serendipity dice:

    Un homenaje precioso y merecido. Es cierto que vivimos en una sociedad cada vez más individualista e incluso algo egoísta, pero afortunadamente hay personas que dedican su tiempo y esfuerzo en hacer felices a otros o paliar su sufrimiento sin esperar nada a cambio, porque en ese punto creo que reside realmente la magia. Ver que cuando alguien te pide ayuda, realmente te está dando la oportunidad de hacer algo bonito por esa persona. Yo también creo que la solidaridad no muere y que todos somos portadores aunque en nuestro día a día no realicemos actos heroicos o la velocidad del tiempo nos impida participar en voluntariados. Basta ver como en un accidente de tren la gente se lanza a las vías a socorrer a los heridos, o como una mujer en medio de un tsunami decide ponerse en peligro para buscar a un niño que está llorando y no conoce, pero igual o más mágico es cuando ese compañero que reconoce que tienes un mal día, te deja un bombón sobre la mesa; o aquel que te ofrece una sonrisa cuando siente tantas ganas de llorar como tu ; o esa vecina que se levanta en la madrugada para acercarte a un médico; o esa persona que te da un “me gusta” en facebook simplemente para recordarte que está ahí…
    ¡Feliz semana!

Deja un comentario



Newsletter Sandra Bruna

Si quieres estar informado de nuestras novedades ¡Suscríbete al newsletter de Bruno Cazalibros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies