idioma
es

Cumplir tus sueños

Autor: Bruno jueves 4 noviembre 2010

He podido ver un trocito de la colaboración de Elsa Punset en el programa EL HORMIGUERO y hablaba de que sólo un 10% de la gente cumple sus sueños, cosa que no me extraña dado que no es tarea fácil hacer realidad según qué deseo, pero como bien Elsa indicaba, tampoco nos han educado para saber cómo llegar a nuestras metas. También creo que hoy en día hay una falta de motivación para ponerse esos objetivos y lo que creo que sería necesario es que desde pequeños nos supieran transmitir ese sentimiento de superación. Uno de los mejores consejos que he recibido de mis padres ha sido que no has de tener miedo frente a las cosas buenas que deseas, y que para saber cómo van a ir las cosas, tienes que probarlas. O sea que no puedes arrepentirte de lo que no has probado, y si al final te lanzas y no sale bien, siempre hay tiempo de rectificar. Uno de mis sueños era que mi trabajo como agente funcionase y cuando decidí abrir mi propia agencia tuve millones de dudas y miedos, pero esta frase de mis padres me ayudó a mirar hacia delante y decidirme a probar. Fue fundamental  el apoyo de los míos, y lo sigue siendo y mucho, pero hoy casi no puedo creer que el mes de junio que viene cumpliremos diez años. Creo que puedo afirmar que mi sueño se ha cumplido, eso sí, después de mucho trabajo y esfuerzo, y ahora el deseo es SABER MANTENERSE, otra tarea casi más complicada que la primera y que requiere seguir trabajando con ganas, con tesón y sin dormirse en los laureles porque haber llegado hasta aquí sólo significa un tramo de un largo camino, hay que seguir caminando, haber llegado a diez no es nada y es mucho al mismo tiempo, pero por lo menos me siento muy feliz de poder ser parte de ese 10%, una minoría, que podemos decir que uno de nuestros sueños, ya que creo firmemente que cada persona tiene, y debe, tener más de uno, se ha cumplido. Mi  consejo sería que nadie se detenga ante la ilusión de poder llegar a lo que uno desea, sea lo que sea, porque con paciencia  hemos de aumentar esa estadística y hacer realidad muchos más sueños. Hacer creer a los más pequeños que tienen que tener retos e intentar alcanzarlos, pero que si no llegan hasta ellos, no pasa nada, lo bueno es haberlo intentado y el aprendizaje que al hacerlo uno mismo ha adquirido.  Eso debería ser lo más gratificante siempre.

Uno de los libros que me gustaría recomendar hoy es  LOS OLIVOS DE BELCHITE de Elena Moya, que Suma Editorial ha publicado en catalán y castellano, en una edición preciosa. Sus personajes luchan por un sueño, son mujeres fuertes en una época complicada, se enfrentan al franquismo. Para mí no es un libro más sobre guerra civil, ya que la autora retrata de una manera íntima y personal, cómo ese conflicto afectó la vida de muchos españoles y te da una nueva visión de esa época de que se ha hablado mucho pero que nunca se agota. ¡No te la pierdas!

9 Responses to “Cumplir tus sueños”

  1. Paz dice:

    Soñar alimenta el espíritu y es la gasolina en los momentos difíciles. Yo personalmente utilizo la visualización. A veces me imagino con fuerza una situación tal y como quiero que sea y la ley de la atracción, junto con mi trabajo, esfuerzo y tenacidad, se encargan del resto. En el camino siempre aprendo para la próxima vez y me he prometido a mí misma nunca dejar de soñar porque, ¿te cuento un secreto?, estoy a punto de cumplir uno de mis sueños más improbable, pero nunca imposible. Besos Bruno.

  2. A pesar de no ser muy futbolero (salvo en mundiales, y demás torneos internacionales), siempre pienso en lo que llaman «el optimismo del goleador». El goleador no está seguro de vaya a hacer el gol, es decir no lo puede asegurar de antemano, pero igual lo intenta (por las dudas, porque siente que puede): corre, salta, se para donde cree que la pelota pueda caer. Y hace o no el gol, pero lo cierto es que en la próxima jugada se comportará de la misma manera.

    Muchas veces no es de los mejores jugadores de la cancha (y hasta se lo critica por eso), pero termina siendo el goleador, porque es un optimista.

    Un saludo,
    Alejandro.

  3. joan dice:

    Yo tambié formo parte de este 10%, y cuando se llega a una cierta edad, al menos cronológica, eso tiene más valor todavía. Pero ¡¡Cuidado!!, siempre hay que tener un pequeño sueño en el bolsillo, para que podamos recurrir a el de vez en cuando, y no olvidarse de los que ya se han cumplido.
    Soñar, tener proyectos, ilusionarse por las cosas, ayuda a no envejecer.
    Joan

  4. Creo que siempre hay que creer que podemos alcanzar nuestros sueños, porque si no, no moveriamos un dedo. Pero hay que ayudar a los sueños para que se cumplan con el esfuerzo personal.
    Yo tambien tengo la suerte de estar entre ese 10% y vosotros teneis algo que ver en eso 😉

  5. Francine Zapater dice:

    Estoy de acuerdo con Joan. Esos sueños guardados en el bolsillo son importantes, porque los sueños una vez cumplidos dejan de serlo. Yo creo que lo del 10% es relativo. La misma persona que forma parte de ese afortunado colectivo (como yo en estos momentos) por ver cumplido uno de sus sueños, sigue formando parte de 90% restante en lo referente a sus otras ilusiones. Afortunadamente, no podemos tenerlo todo y eso nos incentiva a seguir luchando en la vida.
    Como bien dijo P.Calderón de la Barca: «El mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.»

  6. Pat dice:

    Ayer en La Contra de La Vanguardia un experto en educación británico instaba a difundir y promocionar la creatividad en las escuelas, a que forme parte de la formación y educación de los niños. Nuestros hijos (o nosotros mismos no hace tanto…) se ilusionan sin límites y sin obstáculos, creen a ciegas. Y él defendía que, al igual que les enseñamos a leer, deberíamos enseñarles creatividad, estimular en cada uno aquello para lo que está más capacitado, aquello en lo que cree sin las restricciones y sin las reglas que luego la vida impone. Creer y crear. Esa es para mí la clave. No perder la ilusión, seguir creyendo, seguir creando. Perseguir nuestros sueños de la forma entregada y sin condiciones en que lo hace un niño.

    Porque, tal y como leemos en los cuentos, tal y como les contamos a nuestros peques, esos sueños, a veces, se hacen realidad…

  7. Maria Català dice:

    Tardor i sincronia.
    Fa un parell de dies i a la Contra de la Vanguardia, Sir Ken Robinson deia: Todo niño cree ciegamente en su propio talento porque no tiene ningún miedo a equivocarse.
    Ahir, la Sandra, en el seu blog ens parlava d’acomplir somnis i del consell del seus pares a no tenir por a provar i el dret a equivocar-nos.
    Darrerament, les sincronies, d’aquest o d’un altre tipus m’acompanyen i, m’atreviria a dir, m’obren nous camins o me’n reobren de passats que estaven clausurats.
    Jo de petita, no creia en mi, i com que no hi creia, donava per suposat que tampoc ningú hi creia. Per què esforçar-me, em preguntava, si faci el que faci estarà mal fet? El temps, però, el devenir de la vida, els companys de viatge, la feina i la família m’han aportat confiança i seguretat i adonar-me que el millor que ens pot passar és equivocar-nos perquè per què així tenim l’oportunitat de tornar-ho a intentar i que el resultat sigui molt millor del que hagués estat la primera vegada. I que moure’ns pels nostres somni és el que ens fa sentir vius, a desgrat alguns d’ells, o molts, es facin fum de matinada.
    De petita, un dels meus somnis, era tenir fills i en tinc quatre de meravellosos. Del que volia ser de gran, ara que ja ho sóc, encara hi somnio, i aquí és on conflueixo amb el somni de la Sandra: ella volia ser agent literari, i ho és, jo volia escriure, i escric.
    A somniar, doncs. i a lluitar per fer-los realitat.
    Posats a somniar, somnio que la Sandra recomana els meus llibres en el seu blog, que molts lectors els llegeixen i que les meves paraules els hi arriben al cor.

    Maria Català

  8. Montse de Paz dice:

    Un amigo mío dice que para que los sueños se cumplan, hay que ponerles «patitas». O sea, que hay que tender la vista lejos para volar, pero con los pies bien puestos en tierra para poder avanzar. En mi experiencia, es totalmente cierto. El año que comencé a planificar mis sueños paso a paso, trazando una estrategia para conseguirlos, pensé que quizás estaba siendo demasiado prosaica, demasiado expeditiva… Con el tiempo, he visto cumplirse la mayoría de estos sueños, y otros que no imaginaba. Eso sí, a veces tardan un poco más de lo previsto.

    Creo que hoy se sueña mucho, pero es cierto que se educa poco para conseguir los sueños. Y esto es porque quizás olvidamos que, para volar, hay que invertir un enorme esfuerzo y trabajo. No se inculca lo suficiente la pasión por el trabajo hecho con amor. Como dice Pat, creer y crear. Creer es maravilloso, pero los humanos no creamos de la nada, ¡hay que trabajar!

  9. Núria dice:

    Pude oir a Elsa Punset. Pienso que los sueños, cuando están conectados con el verdadero anhelo del alma, nos ayudan a evolucionar, pasar etapas y superar posibles adversidades, con la mejor MOTIVACIÓN, sabiendo que detrás de ese túnel tan oscuro asoma la luz del sol y nuestra ansiada META.
    SOY UNA GRAN SOÑADORA, he cumplido muchos sueños, otros temporalmente los he etiquetado como ¿IMPOSIBLES?, en busca del método y la energía necesaria para convertirlos en POSIBLES.
    Uno de los grandes aprendizajes que podemos transmitir a nuestros hijos es enseñarles a soñar, enseñándoles técnicas de visualización.

    Cuidado con lo que se sueña…porque a lo mejor de cumple.

Deja un comentario



Newsletter Sandra Bruna

Si quieres estar informado de nuestras novedades ¡Suscríbete al newsletter de Bruno Cazalibros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies