idioma
es
ca en

AMISTAD Y AMOR, DOS COSAS QUE NOS LLENAN DE ENERGÍA

Autor: Sandra Bruna jueves 31 enero 2019

 

He hablado muchas veces del valor de la amistad en este blog, y después de leer la nueva novela de Maria Barbal, ‘A MI AMIGO ESCOCÉS’, no puedo evitar volver a dedicar en este pequeño escrito lo que significa para mí tener un amigo, ya que esta novela es un elogio justamente a esto. Una amistad que se forja en un momento delicado, convulso y difícil, pero que se fortalece y parece una de aquellas amistades para toda la vida. Ahora cuesta mucho encontrar gente a quien llamar amigo, o al menos esto me pasa a mí a medida que me hago mayor, ya que un amigo es aquel que está siempre, en los momentos fáciles pero sobre todo, en los difíciles, y que es capaz de mirar antes por ti que por él mismo. No hay tanta gente así en nuestro entorno, y quien lo tengo que lo conserve y que sepa que una relación es siempre de ida y vuelta, como la de Benet y George, no solo hacia una dirección. Esta novela cierra el ciclo de Pallars, donde paralelamente a esta amistad, también viviremos una historia de amor.

Barbal es un icono de la Literatura Catalana, y me hace especial ilusión escribir este blog de la autora de PEDRA DE TARTERA, un long-seller sin ninguna duda que me leí tanto en la escuela como en la facultad, y ahora tengo el gran honor de poder representar. Son aquellas cosas de la vida que no tienen explicación posible porque parecen un sueño hecho realidad.

A MI AMIGO ESCOCÉS es una historia de amor y amistad. En el jardín del hospital donde dos soldados heridos se están curando encontramos la dedicatoria <<A mi amigo escocés>>. La escribió un chico nacido en un pueblo de los Pirineos, Benet Enrich, quien ocupa la centralidad de la novela, y está dedicada a un brigadista que vino a luchar en la Guerra Civil Española. Se trata de su amigo George, el escocés que se une a las brigadas internacionales porque comulga con el comunismo y porque quiere huir de la tiranía de su padre. Los dos jóvenes se conocen durante la guerra y se reencuentran con gran alegría treinta años más tarde, ya en la madurez. George, ahora periodista del Daily Telegraph, es el narrador del inicio y el final de la novela. Irónico con él mismo, tierno y admirador de su amigo, dibuja muy diferentes las trayectorias de uno y otro. A primera vista, parece más emocionante la vida de George, pero es la de Benet, un hombre corriente, la que ilumina con detalle todo el argumento. El relato recorre la vida de Benet desde el día de su nacimiento en un pueblo de montaña, hijo de padres con quien no se entiende y con dos hermanos. Después se trasladan a un pueblo más grande pero será durante su estancia en Barcelona donde por fin ampliará sus horizontes y aspiraciones. El relato recorre gradualmente los sueños juveniles, las inquietudes de la profesión y las heridas de la guerra, el rechazo a una aspiración artística y, en especial, a su historia de amor con Elvira, una chica llena de gracia pero que carga con una pena demasiado grande. El lector conocerá detalles de aquello que influye en el amor de pareja a través de las cartas que el protagonista le escribe en primera persona. Los aciertos y las dificultades de Benet se hacen presentes en el lector.

Una novela impresionante que vuelve a poner a Maria Barbal en lo más alto y que, entre líneas, nos manda un mensaje muy claro. En las guerras nadie gana y en cambio, todos perdemos alguna cosa. Tengamos esto presente para que las luchas no se conviertan en guerras, sino en palabras y diálogo para poder vivir en un mundo de paz.

Deja un comentario



Newsletter Sandra Bruna

Si quieres estar informado de nuestras novedades ¡Suscríbete al newsletter de Bruno Cazalibros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies